Autoconsumo con placas fotovoltaicas

Súmese a producir su propia electricidad a partir de placas fotovoltaicas y ahorre en la factura de la luz de su negocio. El autoconsumo es el mecanismo por medio del cual cualquier persona puede producir y consumir su propia electricidad procedente de energías renovables. Es una herramienta muy efectiva para abaratar la factura de la luz, además de luchar contra el cambio climático.

La electricidad se puede consumir en el momento de la generación, almacenarla en sistemas de acumulación o, en caso contrario, abocarla a la red como excedente. La instalación no tiene vocación de desconectarse de la red de suministro eléctrico, sino que pretende reducir el consumo de ésta.

Pequeña empresa

  • 45 % del coste subvencionable en instalaciones hasta 10 kW.

  • 35 % del coste subvencionable en instalaciones mayores de 10 kW.

Empresa mediana

  • 25 % del coste subvencionable.

Gran empresa

  • 15 % del coste subvencionable.

Retirada de amianto

En caso de sustituir cubiertas de amianto, se prevé una ayuda adicional:

  • 660 €/kWp de ayuda adicional para instalaciones inferiores a 10 kWp

  • 450 €/kWp de ayuda adicional para instalaciones de entre 10 kWp y 1000 kWp.

Instalación de marquesinas

En caso de que la instalación solar fotovoltaica se ubique sobre marquesina, se prevé un apoyo adicional de 500 €/kWp, ideal para cubrir aparcamientos.

Estas cuantías se incrementan en un 5 % para los municipios de menos de 5.000 habitantes, o aquellos menores de 20.000 habitantes si los núcleos de población no superan los 5.000.

Ejemplos:

Una pequeña empresa instala 10 kW sobre su cubierta por 15.000 € con IVA y obtiene una subvención de 6.750 €. Como la instalación produce sobre todo en horario laboral, el ahorro anual estimado estaría alrededor de los 2.000 €, en función del consumo de la empresa.

Una mediana empresa instala 50 kW sobre su cubierta por 75.000 € con IVA y obtiene una subvención de 12.500 €. Como la instalación produce sobre todo en horario laboral, el ahorro anual estimado estaría alrededor de los 11.000 €, en función del consumo de la empresa.

Una empresa mayor instala 100 kW sobre su cubierta por 130.000 € y obtiene una subvención de 19.500 €. Como la instalación produce sobre todo en horario laboral, el ahorro anual estimado estaría alrededor de los 20.000 €, en función del consumo de la empresa.

Con subvención el tiempo de amortización rondaría los cinco años, cosa que supondría un aprovechamiento durante casi 20 años a coste prácticamente cero. Adicionalmente, muchos municipios prevén desgravaciones del IBI y otros beneficios fiscales que todavía reducen más el tiempo de amortización.

Plazo y crédito

Instalaciones realizadas desde la fecha de solicitud y hasta el 31 de diciembre de 2023. Baleares cuenta con 4.199.450 euros, pero en caso de agotar el crédito se prevé la ampliación de la línea.

Acceso a la solicitud